Contacto: 01 (868) 812-5516      ventas@rgvch.com

Beneficios de oxígenoterapia Hiperbárica

La OHB (Oxigenación Hiperbárica ) es un método de tratamiento de la medicina, que consiste en hacer respirar al paciente oxígeno al 100% bajo presión, entre 1,1 a 3 atmósferas absolutas (ATA), lo que equivale a la presión que se soporta en el agua a una profundidad de entre 5 y 10 metros. El oxígeno es suministrado en equipos de manipulación especializada, que reciben el nombre de cámaras hiperbáricas.

Al combinar presión y oxígeno, se generan toda una serie de efectos físicos y fisiológicos beneficiosos de gran aplicación en un número cada vez mayor de enfermedades.

Las Terapias con OHB no sólo están indicadas para los pacientes que sufren determinada enfermedad, si no que puede ser utilizada por todas las personas con el propósito de revitalizar todos sus órganos, tonificar la piel, mejorar y estimular el sistema inmunológico, y de esta manera prevenir enfermedades, mantenerse saludables y prolongar la vida con calidad.

Efecto Analgésico de la oxígenoterapia Hiperbárica!

¿Es compatible con otros tratamientos?

Instituciones alrededor del mundo, consideran a la Oxigenación Hiperbárica (OHB) como un un instrumento de vanguardia sumamente efectivo para combatir enfermedades ( Tecnología de Punta ).

La OHB es una terapia singular, que no implica la exclusión o la duplicidad de recursos y tratamientos médicos, ya que siempre constituye un terapia compatible con los métodos utilizados por la medicina convencional o tradicional.

La Terapia de Oxigenación Hiperbárica esta aprobada por el FDA (Food & Drugs Administration) y AMA (American Medical Association) de Los Estados Unidos de Norte América y por un sinnúmero de instituciones de salud gubernamentales en Europa, Rusia, Asia, Sud-América, Cuba. En México por el Instituto Mexicano del Seguro Social, el ISSSTE y otras instituciones oficiales de gobierno.

La oxigenación hiperbárica, actúa como un auténtico fármaco produciendo diferentes respuestas en función de las dosis y tiempos de administración.

Cuando se respira oxígeno en un ambiente hiperbárico se incrementa hasta en 23 veces la cantidad de oxígeno disuelto en el plasma, logrando que los tejidos hipóxicos, que reciben irrigación sanguínea, aunque ésta sea escasa, puedan beneficiarse de ésta fuente de oxígeno necesaria para su metabolismo, con lo que se restituyen los mecanismos de cicatrización, la neocolagenización, la neovascularización etc.

El objetivo de la OHB es administrar oxígeno puro a una presión tal, que no requiera de la hemoglobina como transporte y que al ir disuelto en el plasma, favorezca el metabolismo celular.

Por otro lado sabemos que ciertos antibióticos como los aminoglucósidos precisan de una tensión de oxígeno tisular superior a 40 mm de Hg para poder actuar en el foco de la infección, acción que se facilita con la OHB.

Algunos de los efectos fisiológicos que la OHB produce son:

  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Corrección de los estados hipóxico tisulares.
  • Estimulación de los procesos biosintéticos y reparativos mediante la estimulación de la angiogénesis capilar, la proliferación de fibroblastos y la síntesis de colágeno.
  • Modulador del proceso de osteogénesis.
  • Potencialización de la acción de ciertos antibióticos como son: Aminoglucócidos, Vancomicina y Sulfonamidas entre otros.
  • Bactericida directo sobre gérmenes anaerobios y bacteriostáticos.
  • Detiene la producción de alfa toxina por los gérmenes anaerobios.
  • Rompe la acción sinérgica propia de las infecciones por flora bacteriana mixtas
  • . Restablecedor de la capacidad fagocítica de los leucocitos PMN.
  • Acorta el tiempo de vida media de la carbonilhemoglobina (COHb).

COMO FUNCIONA

El paciente se introduce en la cámara hiperbárica de la cual se presuriza inyectando aire ambiente purificado comprimido hasta alcanzar la presión establecida por el especialista en medicina hiperbárica y sub-acuática, respirando oxígeno puro en un tiempo de exposición (isopresión) de alrededor de 50 minutos como promedio.

Las sesiones generalmente se aplican una vez al día, aunque cada enfermedad tiene su propio esquema de tratamiento que incluye parámetros como: régimen de presión, tiempo de exposición y número de sesiones.

Es importante mencionar que el paciente debe de entrar a la cámara con ropa 100% algodón, sin accesorios u objetos metálicos, sin aceites de ningún tipo en el cuerpo (cremas, maquillajes, etc).

LA oxígenoTERAPIA CON FINES ESTETICOS

Con las terapias de OHB se reduce el daño que los radicales libres producen, ya que se activan las defensas naturales del organismo por lo que retrasa el envejecimiento. También se incrementa la producción de colágeno, el sistema inmunológico se fortalece, las células se regeneran, se tonifica la piel, además se oxigena el cerebro logrando que la concentración y la memoria mejoren. Por otra parte la oxigenación hiperbárica aumenta los niveles de superoxidasa dismutasa (SOD) glutatión y catalasa que son antioxidantes naturales que nos protegen de los radicales libres, factores que lesionan nuestras células, causando el envejecimiento prematuro.

Está comprobado que las terapias de OHB desempeñan un rol muy importante para pacientes sometidos a cirugía plástica o reconstructiva, ya que disminuye el tiempo de recuperación en un 50%.

ACCION ANTIBACTERIANA

La terapia con oxígeno hiperbárico produce inhibición e inactivación de las toxinas en infecciones por Clostridium perfringes (gangrena gaseosa), a la vez que elimina bacterias anaeróbicas. Favorece la fagocitosis y la lisis oxidativa de los leucocitos. Potencializa la actividad de los amino glucósidos. Tiene un efecto post-antibiótico prolongado cuando se le combina con tobramicina para combatir la Pseudo mona aeruginosa.

ANEMIA SEVERA

La anemia se produce cuando el número de glóbulos rojos portadores de oxígeno cae por debajo del nivel normal. Por esto, el cuerpo no obtiene el oxígeno que necesita para funcionar con normalidad.

Las terapias de oxigenación hiperbárica ayudan increíblemente a recuperar la salud, combatir la depresión, evitar transfusiones de sangre innecesarias, maximizar las actividades de la vida diaria, entre otras cosas.

El objetivo de éstas terapias es administrar oxígeno puro a una presión tal, que no requiera de la Hemoglobina como medio de transporte y que al ir disuelto en el plasma favorezca el metabolismo celular.

Si un paciente se encuentra severamente anémico, o por razones religiosas no puede recibir transfusiones de sangre, las terapias de OHB han mostrado ser muy efectivas manteniendo con vida a la persona hasta que su cuerpo produce las suficientes células sanguíneas.

APLASTAMIENTO

Este tipo de lesiones son muy difíciles de tratar, debido a que los pequeños vasos sanguíneos son lastimados y los tejidos se hinchan obstaculizando el fluido de la sangre a lo que puede sobrevenir una gangrena.

La OHB ayuda a proveer oxígeno a los tejidos dañados. Así como también reduce la hinchazón y promueve el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. A menudo éstas lesiones tienen fracturas asociadas y éstas pueden llegar a infectarse. La OHB ayuda al saneamiento de las fracturas evitando infecciones.

ARTRITIS REUMATOIDE

La artritis reumatoide es un mal de inflamación sistemática con una naturaleza crónica caracterizada primordialmente por atacar las articulaciones sinoviales. El proceso de inflamación puede envolver tejidos suaves como los tendones, ligamentos y músculos pero también se dan casos en los que puede invadir el hueso.

La causa del mal se mantiene incierta, pero hay sospecha de que las razones sean algunos disturbios de tipo inmune y causas infecciosas.

Existe evidencia que indica que la artritis reumatoide es una reacción alérgica. Una respuesta química del cuerpo lleva a la lesión e inflamación de los tejidos articulares. Los efectos de la artritis reumatoide son fácilmente identificados. Las articulaciones sinoviales se inflaman y se dañan. Los materiales inflamatorios estimulan a los tejidos a hincharse, la circulación de la sangre se ve afectada, el tejido local es anóxico (carece de oxígeno) y el metabolismo celular se alenta. La hipoxia o falta de oxígeno es evidente en la artritis reumatoide.

Las causas de la hipoxia se identifican como: Demanda incrementada de oxígeno de una articulación inflamada. Disminución del fluido de la sangre hacia las articulaciones debido al aumento de presión intra-articular. Se ha demostrado que el tratamiento con OHB es notablemente superior a los tratamientos rutinarios para la artritis reumatoide. En muchos países se ha convertido en una práctica estándar.

Prácticas clínicas han probado que la OHB tiene muchos efectos positivos que repercuten en la disminución de la sedimentación de la sangre, estabilizando la función inmunológica y fortaleciendo la resistencia del cuerpo a eliminar factores patológicos, además de que es muy beneficioso en la reparación de las articulaciones enfermas. Se ha encontrado que la oxigenación hiperbárica inhibe el desarrollo de la enfermedad. La OHB puede suprimir la inflamación ya sea por factores inmunológicos o infecciosos.

Además el tratamiento diario de OHB suprime la respuesta inflamatoria aun si se administra cuando la artritis se ha desarrollado por completo; sin embargo el tratamiento para la artritis reumatoide es mas efectivo en etapas tempranas del mal. La oxigenación hiperbárica logra que el cuerpo produzca peróxidos que limitan muchos tipos de enzimas. La OHB puede hacer que se incremente la presión parcial de oxígeno en la sangre diez veces. El suministro de oxígeno a los tejidos hace que la circulación mejore y la carencia local de fluido sanguíneo y oxígeno se corrijan.

El metabolismo se fortalece. Todos estos efectos beneficiosos logran eliminar la hinchazón de las articulaciones. En 1995 en un Congreso de Medicina Hiperbárica se publicaron los resultados de éste estudio en particular. Dichos estudios indicaron el efecto que la OHB tuvo en la enfermedad:

  • Porcentaje de personas curadas gracias a la OHB = 23.4%
  • Porcentaje de personas que presentaron efectos obvios = 51.4%
  • Porcentaje de personas con una mejoría significativa = 16.2%
  • Porcentaje de personas que no presentaron cambios = 8.1%
  • La tasa sumada de efectividad de la OHB como tratamiento de la artritis reumatoide fué de un 91.9%.

Los autores del estudio concluyeron: "Encontramos que el tratamiento de OHB es marcadamente superior al tratamiento de rutina.

Sus ventajas son las siguientes: La repercusión de las articulaciones es rápida y el efecto analgésico es bueno. El rango de curación y control es muy alto". Por lo que se recomiendan ampliamente las terapias de oxigenación hiperbárica para éste padecimiento.

PODER DE CICATRIZACION

Pacientes con diabetes, problemas circulatorios o insuficiencia crónica de las venas son propensas a desarrollar heridas que no se curan. Estos pacientes pueden llegar a sufrir por meses. Frecuentemente requieren de múltiples intervenciones quirúrgicas, incluso hasta amputaciones. El gasto en el tratamiento de éstas heridas suele ser muy costoso.

La OHB promueve la curación incrementando la oxigenación de la herida, desinflamando y reduciendo la infección. Esto también tienen un efecto directo de curación promoviendo la proliferación de fibroblastos que son células especiales que forman las cicatrices.

RADIACIONES

Desafortunadamente el rayo de radiación que se utiliza para combatir el cáncer no daña únicamente al tumor maligno. Cuando el rayo pasa a través de los tejidos, éste daña tanto a los tejidos con cáncer como a los tejidos normales.

Muchos médicos consideran que los efectos crónicos que las radiaciones provocan a los tejidos sanos son irreversibles, pero las terapias con oxígeno hiperbárico ofrecen grandes oportunidades de reparar el daño causado por las radiaciones.

Además el oxígeno hiperbárico hace mas sensibles a las células cancerígenas al tratamiento con radiaciones y minimiza las reacciones negativas que éste tipo de tratamiento provoca, logrando una recuperación mas rápida a éstos efectos que a veces se presentan como náuseas, mareos, falta de apetito y otras complicaciones mas graves.

DERRAME CEREBRAL

El derrame cerebral (isquémico o hemorrágico) es un ataque cerebral causado por muchos factores que interactúan entre sí. Los factores más importantes son:

  • Hipertensión
  • Aterosclerosis
  • Enfermedad del corazón
  • Aneurisma
  • Diabetes
  • Alcohol y tabaco
  • Obesidad

El derrame cerebral puede ocurrir debido a la reducción en el flujo sanguíneo y el transporte de oxígeno al cerebro después de la oclusión arterial (trombo o émbolo), espasmo arterial, ruptura de vasos (aneurisma, hipertensión) o cambios en la viscosidad de la sangre.

Todo esto conduce a: cambios metabólicos (acidosis, glutamato y acumulación de lactato), edema, vaso-espasmo y hemo-concentración, causando hipoxia (falta de oxígeno) e isquemia (falta de suministro de sangre), llevando a la muerte del tejido cerebral.

Las manifestaciones del derrame , dependiendo de la localización del daño neurálgico, pueden ser:

  • Parálisis (hemiplejia , paraplejia)
  • Parálisis parcial Espasmos, flacidez o debilidad muscular
  • Dificultad para caminar y balanceo
  • Dificultad intelectual y cognoscitiva (pensamiento, entendimiento etc.)
  • Dificultad para hablar Disturbio de la memoria (demencia vascular)
  • Debilitación de la sensibilidad
  • Disfunción de la vejiga e intestinos
  • Disminución o pérdida del apetito sexual

La aplicación clínica de la oxigenación hiperbárica (OHB) en derrames ha sido ampliamente usada en bases experimentales en etapas agudas así como en la etapa de rehabilitación posterior al derrame (etapa crónica).

El éxito de las terapias de OHB en etapas agudas del derrame se debe a lo siguiente:

La OHB previene el daño cerebral a futuro mejorando la oxigenación cerebral curando el edema cerebral y la inflamación neuronal.

La OHB previene la formación de coágulos de sangre reduciendo la viscosidad y la agregación plaquetaria.

La OHB reduce la tasa de mortalidad por debajo del 20% en aquellos que sobrevivieron al derrame.

Los informes exitosos de la OHB como tratamiento para derrames crónicos se deben a la posibilidad de oxigenación de las áreas que rodean las áreas de neuronas muertas, que anatómicamente están intactas pero inactivas y no funcionales debido a la inicial falta de oxígeno. Estas partes del cerebro llamadas "penumbra isquémica" pueden ser repasadas con el oxígeno hiperbárico, lo cual da como resultado el inicio de una auto-reparación y el establecimiento de la conexión perdida debido al derrame. Esto significaría una mejora en las funciones mentales y corporales.

El éxito del oxígeno hiperbárico en terapias de rehabilitación después del derrame o en la etapa crónica se debe a lo siguiente:

  • OHB reduce la posibilidad de derrames recurrentes
  • OHB alivia los espasmos musculares y aumenta la fuerza muscular
  • OHB mejora la movilidad y la función motora
  • OHB mejora el balance al caminar
  • OHB incrementa la capacidad de ejercitarse
  • OHB mejora la sensibilidad
  • OHB mejora las funciones mentales incluyendo el habla
  • OHB mejora la memoria
  • OHB mejora el control del intestino y la vejiga.

DIABETES

La diabetes es una enfermedad que produce una macro y microangiopatía que desemboca en un compromiso vascular de las extremidades, generalmente, inferiores, que obliga a revascularizaciones frecuentes. Muchas veces, aunque se haya restituido de manera importante el flujo en los troncos arteriales, la persistencia de la microangiopatía diabética impide la cicatrización de las lesiones o incluso de las heridas quirúrgicas. Estas lesiones tienden a crecer y a infectarse, y a menudo acaban por complicarse, obligando a amputar la extremidad.

En ocasiones, las amputaciones siguen la " teoría del salchichón" es decir, rodaja a rodaja, hasta llegar a las amputaciones supracondíleas, etc. Otro problema importante que afecta al paciente diabético es la neuropatía diabética, en la que la alteración de las sensibilidades central y periférica se acompaña de lesiones como el mal perforante plantar, de difícil cicatrización, y que pueden llegar a complicarse con la osteomielitis de los metatarsianos. Pues bien, en estas enfermedades, la OHB permite aumentar la oxigenación de los tejidos hipóxicos, favoreciendo la cicatrización de los mismos y, por consiguiente, mejorando el cuadro metabólico acompañante.

En resumidas cuentas, la OHB aumenta las defensas inmunológicas, activa la insulina, estimula la cicatrización y forma vasos sanguíneos por lo que es una excelente alternativa para los pacientes que padecen dicha enfermedad

EFECTO ANTINFLAMATORIO

La OHB produce constricción vascular con lo que se evita la extravasación de líquidos desde los capilares, disminuyendo los edemas. Lo singular es que éste efecto se establece sin hipoxia. Por esta razón es aplicable en las isquemias traumáticas y en el síndrome compartimental. Ayuda a reducir el edema intersticial en tejidos injertados y los mantiene oxigenados revitalizándolos, así como disminuye el tiempo de recuperación postraumática y postquirúrgica. El postoperatorio de las cirugías plásticas es totalmente garantizado con la oxigenación hiperbárica.

Efecto similar se produce en heridas por quemaduras reduciendo significativamente la cantidad de líquidos requeridos para éstos pacientes que se recuperan maravillosamente.

EMBOLISMO GASEOSO

Esto ocurre cuando el aire entra en los vasos sanguíneos. Este problema usualmente se ve en las personas que practican el buceo, aunque también suele presentarse en complicaciones de algunos procedimientos médicos. Si el aire se encuentra en una vena, usualmente no hay consecuencias, sin embargo cuando el aire se aloja en una arteria puede bloquear el flujo de la sangre provocando severos problemas. En el caso de que una de éstas burbujas de aire se encontrara en una arteria del cerebro, puede llegar a causar un derrame cerebral o la muerte. La OHB es una excelente opción en el embolismo gaseoso ya que trabaja primordialmente sacando el nitrógeno fuera de la burbuja y brindando altas concentraciones de oxígeno al cerebro bloqueado por la burbuja. A un grado menor puede disminuir el tamaño de la burbuja.

ENFERMEDAD DE LYME

La enfermedad de Lyme es una infección causada por una bacteria llamada Borrelia burgdorferi (un tipo de bacteria que corresponde al grupo de Spirochete). La enfermedad de Lyme se manifiesta como una enfermedad multi-inflamatoria; es decir, afecta la piel y se propaga hacia las articulaciones y sistema nervioso pudiendo afectar a otros órganos en su etapa más avanzada.

En algunos casos, la enfermedad de Lyme puede dejar daños permanentes. Entre las enfermedades originadas por las garrapatas, la más conocida en los Estados Unidos es la de Lyme. Los pacientes tratados con OHB muestran grandes progresos que incluyen disminución del dolor, recuperación de la claridad mental , reducción de la depresión y en ocasiones se llega a eliminar el uso de los antibióticos.

ENFERMEDAD DESCOMPRESIVA

Los buceadores y los trabajadores en ambientes hiperbáricos necesitan realizar, dependiendo del tiempo de permanencia en estos ambientes y de la mezcla respiratoria empleada, unas paradas de descompresión para eliminar el exceso de nitrógeno disuelto en sus tejidos.

Cuando por alguna razón no se realiza correctamente la descompresión se producen émbolos de nitrógeno (Ley de Henry) que dependiendo de la localización darán lugar a los síntomas de la enfermedad descompresiva que pueden ser desde manifestaciones cutáneas, osteomusculares, hasta patología neurológica medular o central, a veces de muy mal pronóstico.

El único tratamiento médico capaz de resolver estas enfermedades es la oxígenoterapia hiperbárica aplicando a los pacientes una serie de tablas específicas de tratamiento con el doble fin de aumentar la eliminación del nitrógeno y la oxigenación de los tejidos hipóxicos.

ESCLEROSIS MÚLTIPLE

La esclerosis múltiple es una enfermedad del sistema nervioso central que afecta al cerebro y la médula espinal. Las fibras nerviosas están envueltas y protegidas con mielina, una sustancia compuesta por proteínas y grasas, que facilita la conducción de los impulsos eléctricos entre ellas. Si la mielina es destruida o dañada, la habilidad de los nervios para conducir los impulsos eléctricos, desde y al cerebro, se interrumpe y este hecho produce la aparición de los síntomas de la enfermedad: la esclerosis múltiple (EM).

En las 2 últimas décadas, extensas investigaciones medicas alrededor del mundo, han demostrado que la oxigenación hiperbárica (OHB) puede jugar un rol sumamente importante en el tratamiento de la esclerosis múltiple. En muchos países Europeos, la OHB se considera como parte integral del programa de tratamiento para la EM, actualmente tan solo en Inglaterra, mas de 10,000 pacientes con EM están recibiendo tratamiento con OHB. Un científico Inglés llamado Barnes y sus compañeros de trabajo que publicaban en el diario de la neurología, neurocirugía y psiquiatría (The Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry) realizaron un estudio en el que sometieron a terapias de oxigenación hiperbárica a 120 pacientes con esclerosis múltiple, sorprendentemente el 70% de los pacientes presentaron un notable alentamiento del deterioro en la función cerebelar (coordinación) y una mejora significativa en la función de la vejiga entre otros beneficios.

La OHB es una modalidad terapéutica muy potente para el tratamiento exitoso de la esclerosis múltiple sin los efectos adversos asociados a muchos de los medicamentos que normalmente se utilizan para combatir éste mal. La explicación de una de las ventajas de la OHB como tratamiento para la EM se debe a la modulación del sistema inmune que ocurre con el oxígeno hiperbárico. La OHB reduce la sobre-actividad del sistema inmune y al mismo tiempo crea un ambiente favorable para la reparación de la mielina. Es importante mencionar que la OHB no es una cura para la EM, su efectividad depende a la constancia con que se lleve el tratamiento. Pacientes sometidos a terapias de OHB han experimentado mejoras contundentes.

ESTRÉS

La razón principal por la que la Oxigenación Hiperbárica sirve para tratar el estrés de manera contundente, se debe a que el oxígeno actúa como un Regulador Químico, ya que reordena los sistemas de liberación de Neurotransmisores (n-acetilcolina), mejorando así las condiciones vasculares a nivel cerebral afectando de manera directa y positiva las emociones y el centro de la personalidad, evitando la liberación de las Catecolaminas (serotonina, adrenalina y noradrenalina) inhibiéndolas a nivel del sistema nervioso central.

GANGRENA GASEOSA

La Gangrena Gaseosa es una infección poco común de una herida, es rapidamente progresiva y en ocasiones puede ser fatal. Es producida por una familia de bacterias que viven en la tierra y que producen burbujas de gas en los tejidos infectados.

Estas bacterias producen una toxina que es muy dañina para el tejido infectado y además es muy toxica para el paciente. La oxigenación hiperbárica trabaja en una acción directa matando la bacteria mediante el oxígeno asi como también inactivando y destruyendo la toxina, en un porcentaje muy alto evitando la amputación.

INFECCIONES NECROTIZANTES

Las infecciones Necrotizantes (bacteria que se come la carne) son horribles, destructivas. Son causadas por un tipo de bacteria virulenta streptococus y staphylococus que producen una toxina que daña y mata las células. Estas progresan a una tasa alarmante, tanto que hasta en ocasiones avanzan varias pulgadas por hora. La OHB detiene la producción de toxinas al mismo tiempo que inactiva las toxinas existentes. Cualquier tejido maltratado por éste tipo de toxina, debe de ser quirúrgicamente tratado.

INJERTOS DE DIFÍCIL VIABILIDAD Y REIMPLANTACION DE MIEMBRO

La OHB mejora la neovascularización al incidir en el eje hipoxia-hiperoxia que es el mecanismo más favorecedor de la neovascularización, así como en el aporte de oxígeno a estos territorios en principio comprometidos por la hipoxia.

MAL DE MANIERE

Los pacientes que han sido diagnosticados con el mal de meniere, típicamente sufren de ataques recurrentes de vértigo, así como una perdida progresiva de audición. Hasta hace poco las opciones terapéuticas estaban muy limitadas a cirugías agresivas o a planteamientos médicos.

El tratamiento con cámara hiperbárica esta siendo aplicado en nuestros tiempos aparte del tratamiento clásico con diuréticos y medicamentos osmóticos. El oxígeno que se aplica en éstas cámaras hiperbáricas, reducen el edema endolinfático incrementando la presión hidrostática y estimulando mecánicamente el flujo de endolinfa hacia el ducto y el saco endolinfático. Además que se experimenta un incremento en la cantidad de oxígeno disuelto en los fluidos del laberinto, esto ha contribuido a recobrar el metabolismo celular y a restaurar las funciones cocleo electrofisiológicas normales.

Entre 1992 y 1996, 40 pacientes con Mal de meniere monolateral fueron estudiados: 15 fueron sometidos a terapias de presión constante (2.2 ATA) y 25 pacientes con una continua variación de presión (1.7 a 2.2 ATA). Los pacientes en la fase mas aguda fueron sometidos a tratamientos diarios durante 15 días seguidos , fueron sometidos también a un tratamiento llamado de mantenimiento de 1 sesión diaria durante 5 días, 1 mes por 1 año seguido de 1 sesión diaria durante 5 días cada 3 meses durante 2, 3 y 4 años.

Por otro lado 18 pacientes controlados fueron tratados con glicerol al 10% durante la fase aguda y betahistina (8 mg X 3/die) entre episodios. Se efectuó una comparación en el promedio de audición en el umbral de las frecuencias 500-3000 HZ para saber que tan frecuentes fueron los episodios de mareo que se presentan y pérdida de audición en los 3 grupos después de los primeros 15 días de tratamiento al final de un período de 4 años, en relación al criterio establecido por el COMITE DE AUDICION Y EQUILIBRIO en 1995.

Al final de los primeros 15 días de tratamiento, no hubo diferencia significativa estadística entre los 3 grupos. Sin embargo al final de la investigación, por otro lado, el tratamiento con oxígeno hiperbárico permitió una reducción significativa en los episodios de mareo en comparación con el grupo controlado por medicamentos. La audiometría tonal liminar (PTA) y la sordera también mejoraron significativamente en los pacientes sometidos a la OHB. Por lo que en conclusión los resultados de éste estudio muestran que las terapias de oxigenación hiperbárica ofrecen una muy buena alternativa para el tratamiento del Mal de Meniére.

MAL DE PARKINSON

Interesantes estudios presentados por investigadores italianos en el 12avo congreso internacional de medicina hiperbárica confirmaron profundamente la efectividad de la OHB para reducir síntomas del Parkinson.

Los investigadores demostraron mejoras muy significativas en rigidez, postura, expresión facial, lentitud para los movimientos, modo de andar, sueño y movilidad. Administrando oxígeno hiperbárico a los pacientes con el mal de Parkinson complicado, es posible aumentar la producción mitocondrial del trifosfato adenosin y la fosfocreatina, dando como resultado un aumento en energía neuronal, de tal manera que compensa la enfermedad o resuelve sus complicaciones.

La segunda razón concerniente al mecanismo de acción de las terapias de oxigenación esta basada en el hecho de que pacientes con ésta patología tienen mayor actividad en la fracción mitocondrial de las superóxido dismutasa (SOD) en algunas regiones cerebrales entre las cuales se encuentra principalmente la sustancia negra. Administrada correctamente, la terapia de oxígeno hiperbárico favorece la producción de las enzimas detoxificadoras, especialmente del superóxido dismutasa (SOD) y de la catalasa. Esto explica las ventajas clínicas que se pueden obtener con ésta terapia, administrada en el momento adecuado, en patologías neurológicas tales como el mal Parkinson.

En conclusión, con la OHB, no solo hubo una mejora en los síntomas clásicos de la enfermedad de Parkinson (expresión, expresión-facial, capacidad de escritura, habla y en sus movimientos), sino también en los desórdenes autonómicos y en el estado de la depresión. Estudios adicionales han mostrado que los pacientes con mal de Parkinson presentan deficiencia de glutation que es un químico muy importante para el cerebro ya que juega un rol muy importante en el tratamiento de éste mal.

El glutatión es un poderoso antioxidante que ayuda a prevenir el daño que ocasionan los radicales libres a los tejidos del cerebro. Las terapias de oxigenación hiperbárica y una nutrición balanceada son muy útiles para la producción de éste antioxidante. Además la OHB aumenta la eficacia de los medicamentos que controlan el mal.